jueves, 24 de junio de 2010

Por qué ser historiador

1.- Porque dormir más es vivir menos.
2.- Porque me gusta oír todos mis CD’s en una noche.
3.- Porque me gusta oírlos ordenados según su año de publicación.
4.- Porque sé siglar, datar e inventariar todo lo que tenga por delante.
5.- Porque puedo ver el pasado donde tú sólo ves ruinas.
6.- Porque almaceno y guardo todo como si fueran reliquias.
7.- Porque veía Las Tres Mellizas y Doraemon y aquí me entienden.8.- Porque me gustan los proyectos de futuro a largo plazo pensando en el pasado.
9.- Porque “vida propia” es un concepto que se me escapa.
10.- Porque sabía donde me metía,…y lo hice.
11.- Porque era joven e inexperto.
12.- Porque me van las preguntas de 5 puntos y 4 folios.
13.- Porque me mola eso de tener 4 ó 5 horas de examen y que aún te falte tiempo.
14.- Porque veo el pasado, entiendo el presente, y predigo el futuro sin necesidad de una bola.
15.- Porque mi libro de cabecera es Asterix y Obelix.
16.- Porque nací pobre,…y quiero morir igual.
17.- Porque me gusta tener Troyanos en el ordenador.
18.- Porque necesitaba saber cuánto alcohol puedo beber.
19.- Porque soy adicto a la sangría.
20.- Porque ando mirando al suelo por si encuentro algo interesante.
21.- Porque tengo ansias de poder, y aquí estoy muy cerca de La Moncloa.
22.- Porque una vez leí que palmas a las 72 horas sin dormir…, y necesitaba comprobarlo.
23.- Porque me encanta cenar cuando veo amanecer.
24.- Porque estaré estudiándola toda la vida y sé que ¡nunca lo sabré todo!
25.- Porque donde tú sólo ves un papel escrito en una lengua muerta, yo veo un mundo fascinante por descubrir.
26.- Porque me encanta ser universitario y sólo en esta carrera puedo serlo toda la vida!!!
27.- Porque me gusta calentarme la cabeza con hipótesis que sé que nunca podré comprobar.
28.- Porque me encanta pasar horas y horas leyendo libros sobre un tema y luego coger otro que diga todo lo contrario.
29.- Porque voy al gimnasio para parecerme a Leónidas.
30.- Porque llevar gafas es de modernos,…por eso usamos lentillas.
31.- Porque me gusta celebrar un aniversario todos los días.
32.- Porque dudaba entre esto o la legión y me dan miedo las cabras.
33.- Porque quería descubrir algo para ver mi nombre en los libros.
34.- Porque de algo hay que morir, y como no fumo…
35.- Porque somos así: nos gusta saber fechas y nos aburren las matemáticas.
36.- Porque me encanta imaginarme con una bata, sentado en un sillón al lado de la chimenea, leyendo un libro de arqueología de 2.000 páginas, mientras juegan mis hijos.
37.- Para tener batallitas que contarles a mis nietos.
38.- Porque no tenía vida social antes de entrar, así que ya tenía ganado el tener que perderla.
39.- Porque quiero quedarme ciego para ser pensionista
40.- Porque me gusta pasear recordando que ocurrió en cada lugar.
41.- Porque me encanta saber que tengo la llave del progreso.

Comprendiendo a los Historiadores - Parte 1
Dos estudiantes de Historia estaban caminando por el campuscuando uno de ellos dijo:"¿De donde sacaste esa magnifica bicicleta?"El segundo contestó:"Bueno, Yo estaba caminando por ahí ayer, pensando en mis trabajos,cuando una hermosa mujer apareció sobre esta bicicleta.Tiró la bicicleta al suelo, Se quito toda su ropa y dijo:"Toma lo que quieras".El segundo historiador cabeceó afirmativamente:"¡Buena elección!! ¿De que año es la bicicleta? Además la ropa probablemente no te hubiera quedado bien

Comprendiendo a los Historiadores - Parte 2
* Para el optimista, el vaso está medio lleno.* Para el pesimista, el vaso está medio vacío.* Para el historiador, la cantidad que tenga el vaso es el irrelevante, lo importante es: ¿En que año se fabricó?

Comprendiendo a los Historiadores - Parte 3
Un historiador estaba paseando un día por el campo. De repente miró al suelo y vio un trozo de cerámica decorada con una misteriosa figura de mujer. Tras esto, muy contento se disponía a regresar a casa para estudiarla, cuando un sapo lo llamó y le dijo:* "Si me besas, me volveré una hermosa princesa".El historiador se inclinó, tomó el sapo y se lo metió en el bolsillo.El sapo volvió a hablar, y dijo: *" Si me besas para que me vuelva una hermosa princesa, me quedarécontigo durante una semana".El historiador sacó el sapo del bolsillo, le sonrió y lo volvió ameter en el bolsillo. Entonces el sapo gritó: * "Si me besas y me vuelvo una hermosaprincesa, me quedaré contigo y haré CUALQUIER cosa que quieras".Otra vez el historiador sacó el sapo, le sonrió y lo devolvió albolsillo. Finalmente el sapo preguntó:* "¿Qué pasa? Te dije que soy una hermosa princesa, que me quedarécontigo por una semana y haré lo que quieras. ¿Por qué no mebesas?"El historiador respondió: * "Mira, soy historiador, no tengo tiempo para chicas, tengo que estudiar esta misteriosa figura femenina de la cerámica, pero un sapo que hable: ¡¡eso si que es interesante!!"

Comprendiendo a los Historiadores - Parte 4
Porque nos divertimos contando chistes de romanos del tipo:
Julio Cesar a sus legionarios:- Tengo dos noticias, una buena y la otra mala. ¿Cual queréis primero?- ¡La buena, la buena!- Pues la buena noticia es que hoy nos vamos a cambiar de calzoncillos.
Los legionarios llevaban ya dos años de campaña en las Galias sin haberse cambiado, así que se ponen muy contentos.- ¡Bravo! ¡Viva Julio Cesar! ¿Y cual es la otra noticia?
Y mientras va señalando con el dedo dice:
- Tu te cambiaras los calzoncillos con ese, tu con el otro, el de mas allá con el de la trompeta,...

3 comentarios:

Robertito dijo...

Muy bueno. Me he reído un poco en un momento que era necesario. Aún no he podido ir a la exposición. Espero que a partir del 5 de julio, que ya taré libre, pueda ir a verla. Suerte para el día 28.

Miss British Teacup dijo...

Ufff no me metas miedo que yo voy de cabeza y directa a ese agujero mortal llamado Bolonia x_x

Zedilerth Hing dijo...

E leído algo extraordinario y esto me motiva a ser un historiador ya que desde tiempos remotos hasta nuestros días sucedieron cosas en la humanidad que me an atormentado de curiosidad y el afan de saber que paso y por que. Esto va mas allá de mi comprensión ya que es todo un mundo por escudriñar.